Educación ambiental…una oportunidad para mejorar nuestra calidad de vida.

Debemos comprender que la calidad de vida no es prioridad estatal, los únicos capaces de lograr los cambios que nos ayuden a mejorar nuestra calidad de vida seremos nosotros mismos.

Es en base a esa necesidad de cambiar que sostengo que la productividad personal, el minimalismo, la educación financiera y social son el camino al cambio real.

Los factores externos a nosotros, aquellos que no tenemos posibilidad de cambiar, aquellos que constituyen situaciones “macro”, esos no constituyen las verdaderas vías para lograr el cambio, es lo que logremos a nivel personal lo que nos ayudará a mejorar nuestra calidad de vida.

En el marco de dicha necesidad, me permito enlistar ciertos aspectos susceptibles de inspirar el cambio:

Preparación constante. Aprender, leer, investigar, probar, experimentar, son pasos necesarios para darle un sentido a nuestra vida, generar conocimientos nos brinda la posibilidad de mejorar. Educarnos a nosotros mismos es la vía para desarrollarnos mejor.

Modificar hábitos. Insisto en el punto porque creo que es la clave para mejorar nuestra calidad de vida, incorporar hábitos saludables beneficia nuestra salud, incorporar hábitos productivos beneficia nuestro desarrollo diario personal, incorporar hábitos minimalistas nos permite enfocarnos en lo importante. La cosas son así, calidad de vida = mejores hábitos.

Empezar por uno mismo. ¿De qué nos sirve señalar aquellos problemas que existen si no hacemos nada al respecto? Hay cosas que no podemos cambiar, pero al menos nosotros si podemos hacer que muchas sucedan en nuestro beneficio y el de los demás si empezamos a generar los cambios que se tornen ejemplares para los demás.

Organizar nuestra vida. Si realmente queremos una mejor calidad de vida, debemos organizar todos los ámbitos que la componen, ordenar nuestras pertenencias, tener lo necesario, disminuir nuestro hábitos de consumo, eliminar deudas, enfocarse en lo importante; aprender a vivir dentro de nuestras posibilidades, pero siempre con la mentalidad de desarrollarnos y crecer, nunca estancarse ni conformarse.

Generar un plan a futuro. No pierdas nunca el enfoque, el rumbo de tu vida, evalúa lo que quieres de una forma realista y segura, impulsa la paciencia como uno de los motores para lograr grandes cosas, planea y persevera, actúa de tal forma que tus metas se conviertan en realidades; genera los cambios necesarios para alcanzarlas y ve paso a paso.

Gestiona el equilibrio. El equilibrio es la base fundamental para lograr una mejor calidad de vida. Busca que todos los elementos que constituyen tu existencia obtengan el mismo porcentaje de tu atención, de tu interés, nada es más o menos importante, de aquí la importancia de la productividad, generas un sistema de control personal que te permite satisfacer todas las “obligaciones” de tu vida de una forma eficaz, haciendo un balance real entre todos los espacios que la constituyen.

 

Estamos en un momento de cambio, una oportunidad única de generar con paso firme el camino para mejorar nuestra calidad de vida, son principios de sentido común que hoy por hoy pueden marcar la diferencia.

Omar Carreño (artista plástico venezolano)

Av. Int. Carlos Ratti 2120

Ituzaingó I CP. 1714

Buenos Aires, Argentina.

Lunes a Viernes de 8hs a 14hs

2085-2361 / 4621-5283